Robward And Krisella -FanFics-
HISTORIAS  
  Home
  Contacto
  Apostando el corazón (K) COMPLETO
  Curando sus heridas (T) COMPLETO
  Vampiros en las Vegas (K) COMPLETO
  Habilidades paternales (T) COMPLETO
  Ventana al amor (T) COMPLETO
  Making Love Out Of Nothing At All (M)
  Esa nana (T) COMPLETO
  Demasiado tarde (M) COMPLETO
  => Capítulo N° 1
  => Capítulo N° 2
  => Capítulo N° 3
  => Capítulo N°4
  => Capítulo N° 5
  => Capítulo N° 6
  => Capítulo N° 7
  => Capítulo N° 8
  => Capítulo N°9
  => Capítulo N° 10
  => Capítulo N° 11
  => Capítulo N° 12
  => Capítulo N°13
  => Capítulo N° 14
  => Capítulo N° 15
  => Capítulo N° 16
  => Capítulo N° 17
  => Capítulo N°18
  => Capítulo N° 19
  => Capítulo N° 20
  => Capítulo N° 21
  => Capítulo N° 22
  => Capítulo N° 23
  => Capítulo N° 24
  => Capítulo N° 25
  => Capítulo N° 26
  => Capítulo N° 27
  => Capítulo N° 28
  => Capítulo N° 29
  => Capítulo N° 30
  => Capítulo N° 31
  => Capítulo N° 32
  => Capítulo N° 33
  => Capítulo N° 34
  => Capítulo N° 35
  => Capítulo N° 36
  => Capítulo N° 37
  => Capítulo N° 38
  => Capítulo N° 39
  => Capítulo N° 40
  => Capítulo N° 41
  => Capítulo N° 42
  => Capítulo N° 43
  => Capítulo N° 44
  => Capítulo N° 45 (capítulo final)
  Confusos juegos del amor (T) COMPLETO
  Si, amo (T)
  Sin poder evitarlo (M)
  Sol de Medianoche (T) COMPLETO
  Solo humano (M) COMPLETO
  Te voy a dar calabazas (T) COMPLETO
  Twice in a lifetime singer (T) COMPLETO
  Una vida sin ti (T) COMPLETO
  I am silent (T) COMPLETO
  The Sweetest Sin (M) COMPLETO
  Realize (M) COMPLETO
  OdioxAmor (K) COMPLETO
  Noche Eterna (T) COMPLETO
  Tan lejana como una estrella (M) COMPLETO
  Cobarde (M)
  Un amor en 1920 (T) COMPLETO
  My Angel (M) COMPLETO
  Mi última voluntad (K) COMPLETO
  Nuestra nueva familia (T) COMPLETO
  Terapia familiar al estilo Cullen (T) COMPLETO
  La peor cita, la mejor (M) COMPLETO
  Amor, vuelve a mi (T) COMPLETO
  Viviendo con los Cullen (T) COMPLETO
  Rehenes (T) COMPLETO
  Ghotika (M) COMPLETO
  Abril, 1912 (M) COMPLETO
  Pequeñas elecciones de vida (M) COMPLETO
  Mi corazón en tus manos (M) COMPLETO
  Contra todas las barreras (M) COMPLETO
  Acuerdo perfecto (M) COMPLETO
  El tiempo sin ti (K) COMPLETO
  A traves del oceano (T) COMPLETO
  No me dejes caer (M) COMPLETO
  Llave al corazón (M) COMPLETO
  La vida continua para nosotros...por siempre (T) COMPLETO
  Amor en silencio (M)
  Te amo aun despues de la muerte (T) COMPLETO
  Solo amigos (M) COMPLETO
  Las vueltas de la vida (M) COMPLETO
  Diario de una asesina (M) COMPLETO
  La canción de un sueño (T) COMPLETO
  El precio de la fama (M) COMPLETO
  Mas allá de Crepúsculo (M)
  Conflicto Eterno (T)
  Perfecto, un nuevo profesor! (T) COMPLETO
  Bajo el mismo techo. (T) COMPLETO
  Silencioso amor (T) COMPLETO
  Retrospectiva (M) COMPLETO
  Joven realeza (M) COMPLETO
  Promesa (M) COMPLETO
  Renacer (T) COMPLETO
  Casi platónico (T) COMPLETO
  Por que el amor, si es suficiente (M) COMPLETO
  El gavilán y la rosa (M)
  Abre tu corazón (T) COMPLETO
  El conde Montepulciano (T) COMPLETO
  Mi sol entre millones de estrellas (M) COMPLETO
  No soy una mas (M) COMPLETO
  A walk to remember (K) COMPLETO
  Descubriendo la vida (T) COMPLETO
  Ante la adversidad, hay que unirse (M) COMPLETO
  Madre sustituta (M) COMPLETO
  Nuestro amor sera leyenda (M) COMPLETO
  Lista de imperfecciones, por Bella Swan (T) COMPLETO
  Amor entre libros (M) COMPLETO
  Inmortal (M) COMPLETO
  Imprevistos (M) COMPLETO
  El trato que unio nuestras vidas (M) COMPLETO
  The essence of love (T) COMPLETO
  Segundas oportunidades (M)
  Último vuelo (M)
  Corazón de hierro (M) COMPLETO
Capítulo N° 6

Historia original de Jayeliwood. Traducción de Ale Snape Li.

Espere pacientemente lo más que pude junto a la puerta. Me sujetaba el puente de la nariz con los dedos mientras respiraba despacio. El corazón de Bella latía con más fuerza mientras las lágrimas salían de sus ojos. Quería entrar al pequeño baño y abrazarla contra mi cuerpo. Quería besarla y alejar su dolor.

Unos dolorosos quince minutos después, finalmente salio del baño. Su piel estaba roja. Traía puestos unos shorts color caqui y una playera negra, sus piernas cubiertas con unos calcetines negros. Se arrodillo a mi lado en el pequeño pasillo. No dije una palabra pero la acerque a mí. Baje mis rodillas y ella se sentó en mi regazo. La sujete por mucho tiempo antes de que la dejara moverse un poco.

“Vamos a ver al pato Donald” Dijo tratando de parecer alegre.

No le respondí, pero la ayude a levantarse y la cargue en vilo, llevándola abajo. Sus brazos rodearon mi cuello y reía suavemente. La recosté es el sofá de su padre. Empecé la película y me gire hacia ella. “¿Necesitas algo?”

“No me molestaría unas palomitas y un refresco por favor” Me miro a través de sus hermosas pestañas.

“Esta bien, creo que puedo hacerlo” Me apresure a la cocina. Saque una de las cajas de palomitas que había traído anoche. Leí las instrucciones de la caja y lo puse en el microondas. Mientras se cocinaban saque un tazón para las palomitas y un vaso para el refresco. Me sentía extrañamente normal hacer esto para ella. Normalmente me hubiera asqueado de tocar comida para humanos. Pero ella quería esto y yo se lo daría. Era feliz al hacerlo. Le puse hielo al vaso y serví el refresco, ver la espuma subir se me hizo interesante, nunca lo había hecho.

Saque las palomitas del microondas y las serví en el tazón. Decidí que también le llevaría algunos dulces de los que le traje la noche anterior y guarde algunos en mis bolsillos. Bella reía en el sofá, cuando yo regrese estaba sentada sobre sus piernas mientras veía la caricatura. “Aquí tienes espero que estén buenas”

Agarro el tazón y me sonrió. “Están perfectas” Dio un trago a su refresco y lo dejo en la mesita que estaba a su lado.

“También pensé que te gustaría esto” Saque uno de los dulces de mi bolsa. Rió por lo bajo antes de tomar los dulces de mi mano. Tomo uno de los paquetes y lo dejo junto a su refresco.

Se levanto y me hizo una señal para que me sentara. Hice lo que me pidió y se sentó en mi regazo y en el suyo tenia el tazón de palomitas.

“¿Cómo saben?” Le pregunte con curiosidad.

No me contesto pero me ofreció una. La tome de su mano con mi boca. Se rió y quito sus dedos. Sonreí con su reacción, tratando de ignorar el sabor de la palomita.

“¿Qué es lo piensas?” Ladeo su cabeza.

“Pienso que sabe a cartón. O al menos imagino que a eso sabe”

“¿Puedo preguntar que pasaría si comieras comida normal?” Dijo mientras se metía una palomita y la masticaba despacio.

“Carlisle tiene una teoría que nuestro…” Pensé en que palabra utilizar “Ácidos estomacales los disuelve casi al instante. Así que no nos haría nada… solo el sabor asqueroso” Puse un mechón de su cabello tras su oreja.

“¿Carlisle es tu padre?”

“Si, en cierta forma”

“¿Con que te refieres en cierta forma?” Me insistió

“El me convirtió después de que mis padres murieran” No tenia ninguna emoción real de eso. Bella arrugo la nariz mientras pensaba. Me preguntaba si le dolía su amoratado ojo cuando hacia eso.

“Lo siento, ¿Cómo murieron? ¿Cómo te transformo?” Divago un poco.

“Estas llena de preguntas” Dije entre dientes

“Por favor…” Dijo quejándose

“Bien” Suspire “Ellos murieron de gripe Española. Carlisle me transformo por que mi madre le suplico que me salvara. El dice que parecía que ella siempre lo supo. Y el tenia mucho tiempo solo. Fui el primero que transformo. Realmente no recuerdo mucho de mi vida como humano.”

“¿Como te trasformo?” Me volvió a preguntar

“No te voy a decir eso. No en este momento” Murmure molesto. Ella no necesitaba saber eso. No debería preocuparse por eso. Pareció que entendía y dejo esa conversación. Tomo unos chocolates y unas palomitas y vio la película en silencio. Suspire y pase mis dedos por su cuello “Lo siento”

“Esta bien. ¿Me lo dirás un día?”

“Ya veremos” Agache mi cabeza en su cabello. Su esencia entro a mi nariz. Era como una droga, algo con lo que no podía seguir.

Escuche los pensamientos de Charlie, estaba a poco mas de cuatro kilómetros de aquí. Gruñí “Bella me tengo que ir, Charlie ya viene”

Se giro al reloj “Esperaba que tuviéramos mas tiempo solos” Apenas eran las doce y media.

“Regresare a las dos ¿de acuerdo? No va a ser mucho tiempo ¿estarás bien?” Acaricie sus mejillas y ella asintió suavemente.

Me incline despacio para besar sus labio pero me detuve. Tenia que dejar que ella fuera la que se me acercara, así no la asustaría. Bella cerró sus ojos y presiono sus labios contra los míos.

“Regresare antes de que tengas oportunidad de extrañarme” Presione un pequeño beso en su frente antes de salir corriendo

No baje la velocidad con la que corría cuando regrese a mi casa. Me tomo menos de diez minutos llegar. La temperatura comenzó a descender. No había nadie en mi casa, lo que me alegro. Decidí tomar un baño. Podía sentir el estress en todo mi cuerpo ahora que estaba lejos de ella.

Me quede bajo el chorro de agua caliente, que me golpeaba fuerte la espalda. La culpa recorría mi cuerpo como si fuera veneno, quemándome por dentro. Deje que le sucediera esto. Debí de prestar mejor atención. Ella estaría lastimada por el resto de su vida, por culpa de mi descuido. Yo estaba en este mundo para protegerla, para estar con ella, y le falle. Me deslice en la regadera y me senté contra la pared por unos momentos.

Las sensaciones eran abrumadoras. Parecía como que el estar junto a Bella las alejara. Nada más me importaba cuando estaba con ella. Mientras estuviera entre mis brazos el mundo era un lugar en el que quería estar. Sin ella quería ahogarme en mi dolor. La única razón que me levantaba, era el hecho que sabia que la lastimaría. Me seque y rápidamente me vestí. Podía oler a Bella en mi ropa.

Mientras caminaba hacia mi auto, me preguntaba que podía hacer por ella hoy. Trataba de pensar en algo que mantuviera sus pensamientos lejos de todo esto. Para ser honestos no sabía que le gustaba hacer. Necesitaba aprender todo lo que pueda de ella. Sin embargo decidí que podía llegar a la florería para cómprale algo. Ame su reacción con el oso.

No me tomo mucho en escoger lo que quería. La verdad no había mucho de donde escoger, pero encontré algo que pensé que estaría bien. Dos docenas de rosas en todos los colores que encontré; rojas, rosas, blancas, anaranjadas y amarillas. Esperaba que tuviera un florero reflexione cuando las vi en el asiento del copilotó.

Mientras me acercaba a su casa podía escuchar los pensamientos de Charlie. Estaba frenético. Justo como el día que fue… violada. Acelere a fondo y salí del auto lo mas rápido que pude. Cuando llegue a la casa la mente de Charlie me gritaba. Ni siquiera me moleste en cerrar el auto o en tocar la puerta. Tuve suerte de no romperla en un millón de pedazos cuando entre. Corrí directo hacia Charlie.

En sus ojos pude ver que estaba desesperado, arrodillado junto a Bella. Me arrodille junto a el. “¿Que paso?” Exigí saber

“Cuando llegue estaba bien por unos minutos. Pero no quiso comer y empezó a temblar. Gritaba y lloraba, pero ahora…” Señalo a su hija. Yacía acostada sobre su estomago, su cara estaba girada hacia un lado. Sus ojos abiertos totalmente y sin parpadear. Su labio inferior tenia un poco de sangre, donde sus dientes hicieron presión. La esencia hizo que la ponzoña aguara en mi boca, me obligue a tragarla antes de hablar.

“Bella, lo siento. Estoy aquí, todo esta bien” Frote su espalda. Su corazón comenzó a latir mas despacio, pero no peligrosamente despacio. Casi parecía catatónica. Lleve mi mano a su mejilla y le quite el cabello de la cara. Sus pestañas tenían unas lágrimas en ellas. Escuchaba su respiración, era lenta y superficial. “No debí de irme” Me maldije tan suavemente que nadie además de mi podría haber escuchado.

“Despierta cariño” Charlie toco su mano. Como si le hubiera quemado Bella se sentó rápidamente llevando su mano a su pecho. Sus ojos estaban desenfocados. Se quedo petrificada murmurando para si.

“Por favor no… No me toques… Por favor…” Sus brazos sujetaban sus piernas

Charlie se vio terriblemente lastimado. Las lágrimas salían de sus ojos. Levante mi mano para tocarla, pero me detuve gire hacia Charlie y el solamente asintió. Entendió lo que le preguntaba con los ojos. ¿Esta bien que la toque aunque tu no puedas hacerlo? Acerque mi mano a la de ella y las safe de sus piernas. Se quejo un poco pero no grito ni se alejo.

“Isabella, soy yo. Ya estoy aquí. Todo va a estar bien” Me senté a su lado en el sofá. Me acerque hacia ella y puse mis labios en su frente. Su piel estaba húmeda de sudor frió. Estaba dulcemente salada. Mis dedos recorrieron su sien y ella giro su cara hacia mí.

“¿Edward?” Pregunto visiblemente confundida. Parpadeo varias veces y tomo un profundo respiro. Recostó su cabeza en mi hombro y yo la acerque más a mí. Sus pequeños dedos sujetados fuertemente a mí.

“Lo vi todo de nuevo. Era como si lo estuvieran haciendo… otra vez. Me quería morir” Murmuro contra mi piel.

“No, no digas eso. Aquí estoy para ti, siempre estaré para ti. Nunca jamás permitiré que nadie te toque otra vez. ¿Me entiendes Bella?” Sentí la rabia crecer en mi pecho, no era contra ella, era contra mí y contra esos monstruos.

Asintió con la cabeza. Miro a Charlie, me sentí terrible por el. Ella tomo un fuerte respiro y se recargo en el sofá mientras yo la sujetaba.

“Bells, tomare unos días libres así podré estar contigo. También te quería preguntar ¿Si quieres que tu madre venga de Florida…?”

“¡No!” Chillo para sorpresa de el. “No Charlie, por favor. Solo quiero que todo vuelva a la normalidad. Estaré bien lo prometo. Solo dame hasta el domingo ¿te parece?”

“No te dejare sola. ¡Mira lo que paso cuando yo estaba aquí!” Dijo mientras su rostro se cubría de rojo.

“Señor, yo me quedare con ella”

“Edward eso es muy amable, pero no creo que sea muy buena idea. No puedes perder tus clases y yo puedo cuidar a Bella” Su cara prácticamente encendida, casi, casi estaba morada. “No puedes estar cada momento del día con ella”

“Eso lo decide Bella” Le dije simplemente. El gruño y sus manos se levantaron.

“Yo puedo manejarlo” Grito y Bella se encogió entre mis brazos.

“Papi por favor. Solo hasta el Domingo. Regresare a la escuela el lunes y pretenderé que nada sucedió” Bella susurro.

Levanto sus manos al cielo. “Bien ¿no voy a ganar esto? La próxima semana iras con el doctor. No puedes solo pretender que esto nunca paso”

“No…” Sollozo

“Bella, yo pienso que tu papa tiene razón. Puede ser Buena idea que veas a alguien para superar esto” La calme

“Bien…” Sollozo otra vez. Enterró su cara en mi cuello, su cuerpo temblaba suavemente.

“Gracias” Me dijo Charlie, incluso que no estuviera contento con esto. No había nada que el pudiera hacer. Yo la podría sujetar para siempre si eso la hiciera feliz.

“Bella te voy a llevar a tu cama y te voy a dar medicina para el dolor” No le pregunte, le dije.

Puse mi brazo bajo sus piernas y suavemente la subí por las escaleras. “No necesito medicina para el dolor” Se quejo.

“Tienes dolor, no tienes que avergonzarte de eso. Además si te la tomas tengo algo para ti” La recosté sobre su cama

“Oh, no necesitas darme nada” Se sentó e hizo una mueca.

La empuje suavemente para acostarla de nuevo “¿Recuerdas que te dije anoche? Que gastaba mi dinero como a mi me daba la gana”

Hizo una mueca y trato de sentarse otra vez. “Edward…”

“Bella si no te acuestas, te tendré que amarrar” La empuje otra vez. Se quejo pero hizo lo que le pedí.

Primero corrí hacia mi auto, saque las flores y cerré la puerta. Regrese a la casa, tome un vaso pequeño de agua y una de sus pastillas para el dolor. Tenia la pastilla y el vaso en una mano y las flores en la otra tras de mi espalda cuando entre a su habitación. Ella trato de espiar que sujetaba tras mi espalda

“Primero tomate esto y después podrás ver” Le sonreí inocentemente.

Hizo una mueca y sujeto el vaso que le entregaba, tomo la pastilla y se la puso en la boca y la trago sin tomar agua. Dejo el vaso en la mesita de noche Abrió su boca para enseñarme que se la había pasado. Puse mis ojos en blanco ante su sarcástica acción. Saque el ramo de flores de atrás de mi espalda. Su cara se ilumino inmediatamente.

“Oh Edward son hermosas” Las tomo de mis manos y las acerco a su nariz. Tomo un profundo respiro. Puso las flores en la mesita y se puso de rodillas, sus brazos rodearon mi cintura.

Ahí sucedió. Ese fue el momento en el que descubrí que clase de ser era yo. ¿Un hombre o un monstruo?

Ella se inclino rápidamente, sus labios se juntaron a los míos. La sangre seguía en sus labios. Profundizo el beso. La sangre embarrada contra mi fría piel. La mezcla de sangre y saliva crearon el sabor mas delicioso que jamás hubiera probado. Ningún dulce podría ser más exquisito. Sabia delicioso. Mi garganta quemaba salvajemente. Mis dedos hicieron camino hacia su cuello. La aleje suavemente. Bella jadeaba, la esencia de su sangre me llegaba directo a la cara. Su sangre se jactaba de mí bajo sus labios, un rubor en su cara haciéndola incluso mas tentadora. Podía ver su presión sanguínea corriendo bajo su piel, el sonido de su corazón retumbaba en mis oídos. La ponzoña se acumulaba en mi boca.

“Dios mió…” Suspire

ROBWARD AND KRISELLA  
  Create your own banner at mybannermaker.com!
Make your own banner at MyBannerMaker.com!
 
Publicidad  
   
CHAT  
 
 
CONTADOR DE AMANECER  
   
CATEGORIAS  
  (K): Apto para todo público.
(T): Mayores de 15 años.
(M): Sólo para adultos por contenido y lenguaje.
 
Hoy habia 417 visitantes (1182 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=